sábado, 10 de agosto de 2019

Njól


Hay un bosque en mi cabeza cuando el día se acaba
Las ramas movidas por el viento siguen una extraña coreografía.
Hay un río que pierde el cauce de una vena
la corriente de agua cubre el asfalto caliente.
Hay un mundo lleno de promesas y oportunidades
Mientras la noche se traga otro cuerpo deshabitado.
                                                                      El mío.









lunes, 13 de mayo de 2019

Silencios I

Hay silencios que ocultan
auténticos vertederos
de palabras oxidadas,
venenosas, apiladas
en cúmulos tan extensos
que oscurecen la razón.






domingo, 5 de mayo de 2019

Fuegos artificiales


 
 
Anoche brillé
en las esferas
de tus ojos
y casi fui. 
 
Casi fuimos.
Ocupamos la casa
como estrellas fugaces
atravesando la noche. 
 
Sincronizados,
Nuestros cuerpos viajaron
en el rápido parpadeo
de la luz. 
 
 

sábado, 4 de mayo de 2019

Mitad marioneta


 
Un extremo de este hilo está anudado
a mi mano izquierda;
el otro atraviesa la estratosfera.
Soy mitad humana,
mitad marioneta.









lunes, 12 de junio de 2017

A ochocientas cincuenta islas




Estas palabras no pueden detener el tiempo, 
Pero quizás formen orillas en mitad del océano. 
Islas para descansar durante el trayecto. 
Las aguas sucias suben con la marea 
Las caracolas roñosas no saben cantar 
El eco es solo un medio para hablar solo. 
Sola. A ochocientas cincuenta islas de ti. 
Te extraño








miércoles, 7 de junio de 2017

martes, 6 de junio de 2017

La campiña





Pensaba en la amapola
que crece entre el trigo
y en la línea recta
de un horizonte amarillo.
Tierras de la campiña,
donde jugaba esta niña
hace treinta años.






viernes, 27 de enero de 2017

Pausa




Ha sido breve y bonito.
He sentido mucho: el grito en el papel, la palabra como un torrente, inundando todo a su paso; y el reflejo de mis emociones en los versos de otra mujer.
Gracias y nos vemos por aquí muy pronto, o en la otra orilla.





------------
Alguien me dijo una vez "Tu problema es que eres demasiado inconstante para estas cosas" me lo dijo cariñosamente, no en tono de reproche, pero en ese momento me sentí profundamente triste. No sé, supongo que desde su punto de vista tenía toda la razón, quién soy yo para contradecir la visión que los demás tienen de mí, a fin de cuentas es algo tan subjetivo y fuera de mi alcance... Aunque visto desde fuera y si tomo la suficiente distancia y perspectiva puedo verme saltar de un sitio a otro, sin echar raíces en ninguno. Lo cierto es que eso es justamente lo que necesito: ser breve, ser espora en el camino y nada más. Porque si me quedo terminaré desapareciendo.
Facundo Cabral decía:
-La vida no te quita cosas, te libera de cosas, te alivia para que vueles más alto.
En este momento mi vida parece tan ligera... que ni la gravedad me ofrece resistencia alguna para dejar todo una vez más.
Nunca he pedido nada, tan solo encontrar la suficiente libertad para comenzar de nuevo cuando mi viaje se complica y debo volar a ras del suelo.
La vida no te quita cosas es la contracorriente que las aleja mientras viajas.
Un abrazo.









domingo, 4 de diciembre de 2016

Cabriolas








Las marismas del río Palmones en la bahía de Algeciras es un lugar rocambolesco. Por un lado está la belleza del estuario cuando baja la marea; los peces saltan fuera del agua a contracorriente, los barquitos se suceden formando una hilera. No es de extrañar la cantidad de pescadores que llegan de los alrededores con su caña, incluso los niños ya llevan la pesca en su ADN y se acercan al río con su propio sedal, hecho por ellos mismos. Y luego están los petroleros, los buques mercantes, las apabullantes luces del puerto de Algeciras y el peñón de Gibraltar. Y todo en un espacio reducido, tanto que puedes estar bañándote en una pequeña playa y ser testigo de todo el tráfico del Estrecho, incluido el que no parece muy legal.

Palmones es una pequeña pedanía de pescadores, de casitas blancas de una sola planta y de residentes mayoritariamente ancianos. El pueblo mira al mar y bordea el río, pero está escondido tras el polígono de Los Barrios y esa ruidosa planta de reciclaje de acero que da trabajo a muchos vecinos. 

Lo que me fascina del lugar es la comunión singular que se da de lo estéticamente feo, como la industria, o los barcos rompiendo el horizonte  y la naturaleza sutil de las marismas del río.














lunes, 7 de noviembre de 2016

Cartas




 


En la distancia
escribo cartas,
que guardo en sobres
sin remitente.

La letra menuda
sobre el papel,
grita -ahogada-
mi mala suerte.