Murió una noche....






Murió una noche
cuando no había estrellas
solo luciérnagas.

Recuerdo que allí
sobre el acantilado
estuve a su lado.

Solo unos minutos
apenas cinco o diez.
Solo me dijo:

Quiero seguir
con los ojos cerrados
bailando a oscuras.

Miramos al mar
No supe qué decir
Ella, yo y el silencio.

Murió una noche
cuando no había estrellas.

Por los acantilados
vuelan las luciérnagas








.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Pausa

Jardín